lunes, 7 de abril de 2014

McDonald’s cierra en Crimea

    La cadena estadounidense de comida rápida McDonald’s anunció el cierre de sus 3 establecimientos en Crimea, en las ciudades de Sebastopol, Simferopol y Yalta.
Aunque la cadena no dio precisiones sobre las razones del cierre, su decisión parece haber sido consecuencia de la situación política, y más que posibles presiones desde la administración Obama y sus círculos.
Al comentar el anuncio, el líder del Partido Liberal Demócrata (nacionalista) ruso, Vladimir Jirinovski, declaró que McDonald’s haría bien en decidirse a cerrar también sus establecimientos en el resto de la Federación Rusa, alrededor de 400 en total. También agregó que después de "librarse" de McDonald’s, le tocaría el turno a Pepsi-Cola.
Hay que recordar que nada más empezar el derrumbe de la Unión Soviética, McDonald´s abrió sus puertas en Rusia, en un acto más político que empresarial, puesto que el gran enemigo del capitalismo había sido derrotado. Este repentino cierre, y las posteriores declaraciones de los nacionalistas rusos, obedecen al nuevo clima de tensión Rusia-OTAN, y a la pelea por el control de Europa.

5000 personas esperan para entrar al restaurante, Moscú, 31 de Enero de 1990.