domingo, 18 de mayo de 2014

San Apolinar en Classe





"Este es el ábside  Basílica de San Apolinar en Classe, situada en Rávena, Italia.Fue construída en el siglo VI por los bizantinos, después de que las tropas imperiales retomasen Italia de manos de los ostrogodos y el Exarcado de Rávena fuese establecido. Classe fue un importante puerto donde barcos mercantes de (o con desnino a) Constantinopla, Grecia y Africa atracaban. Dentro de la iglesia fueron custodiadas las reliquias de San Apolinar. La ciudad permaneció en manos de los bizantinos hasta que fue conquistada cuando los Lombardos invadieron Italia. En el periodo bajomedieval los monjes de la orden Benedictina se hicieron cargo del cuidado de la iglesia.


En mi opinión, esta obra de arte arquitectónica es un perfecto ejemplo de la grandeza que llegó a alcanzar el Imperio con Justiniano. Asimismo fue testigo de su paulatino declive tras la muerte del gran emperador, a la que le siguieron grandes pérdidas territoriales y derrotas. El legado romano quedó prácticamente fulminado tras Justiniano, y el Imperio dejó atrás su carácter latino para concentrarse en el griego. En esto influyó mucho la desaparición de las culturas romanas y helenísticas en el Norte de África, con la expansión del Islam, la cual confinó al Imperio a sus fortalezas de Grecia y Anatolia.